Publicidad

Ima TV Ideas que mueven Andalucía

“Yes, I can do that”
Las casualidades de la vida de un malagueño espectacular

Canal: Universidad de Málaga

Materia: Cine y Teatro

Argumento

 “Yes, I can do that”
Las casualidades de la vida de un malagueño espectacular
 
Madrid, 1980. Un joven de provincias deambula por las calles a la desesperada, había agotado todas sus posibilidades en busca de su sueño. 
 
El hambre no entiende de deseos y la situación era crítica. No quedaba nada de aquellas 15.000 pesetas que a duras penas logró ahorrar con mucho esfuerzo. 
 
Paseaba con el convencimiento de que quizás lo más sensato era volverse a casa, que había que dejar de hacer castillos en el aire. Sin embargo, frente a ese pensamiento racional tomaba fuerza el anhelo de un encuentro fortuito con un cartera repleta de billetes, “entre el hueco que dejaba la acera y los coches”, como señal ‘divina’ para saber que estaba en el camino correcto.
 
Pero la vida, ciertamente no es como en las películas, aunque a veces en el camino los impulsos y las decisiones juegan un papel crucial. 
 
En este caso el encuentro fortuito de aquel joven con la hija de Nuria Espert, Alicia Moreno, en la cafetería del teatro María Guerrero, y su arrojo para abordarla preguntándole qué debía de hacer para trabajar en el Centro Dramático Nacional, marcó un antes y un después en la trayectoria de este malagueño universal llamado. Antonio Banderas. 
 
Aquel fue el primer peldaño para construir una de las carreras del firmamento cinemátográfico más exitosas. 
 
De Madrid pasó a Estados Unidos y con una simple frase: “Yes, I can do that” Banderas acaba comiéndose el mundo sin tener en sus inicios ni idea de inglés en cada paso que da. “La vida está tan llena a veces de cosas que son difíciles de medir o de predecir” 
 
Recién nombrado doctor Honoris Causa por la Universidad de Málaga, en una conversación informal donde María Jesús Morales, profesora en Ciencias Económicas y Sociales, y José Ángel Narváez Bueno, Vicerrector de Investigación y Desarrollo Tecnológico, actúan como maestros de ceremonias, este actor de talla internacional explica algunos  de los hitos más importantes de su devenir en la vida, sin olvidar su pasión por su oficio y las dificultades para abrirse camino en el meca del cine. 
 
Su tierra, Málaga, que añora a cada instante y con la que se siente plenamente comprometido, forma parte también de ese intento recorrido lleno de humor, pasión y lucha a la vez de servir como el mejor ejemplo que puede ilustrar aquella famosa frase Ortega y Gasset de: “Yo soy yo, y mis circunstancias”.
 

Comentarios

No hay comentarios

Dejar un comentario

Datos Requeridos

Para comentar es necesario estar registrado. Si no lo está, pulse aquí.

 Recordar Contraseña