Ima TV Ideas que mueven Andalucía

Micobacterias como ejemplo de patógenos zoonósicos

Canal: Universidad de Córdoba

Materia: Ganadería

Argumento

Micobacterias como ejemplo de patógenos zoonósicos
 

Las micobacterias y especialmente las encuadradas dentro del complejo tuberculosis son un paradigma de todo lo que la profesión veterinaria puede hacer por todas aquellas enfermedades transmisibles de forma natural de los animales vertebrados al hombre y viceversa, y en definitiva por la salud de las personas. Lucas Domínguez, catedrático de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid y Director del Centro Visavet, de apoyo a la investigación, repasa la taxonomía y las características de estos microorganismos distribuidos ampliamente en la naturaleza y de los que se conocen más de 140 especies, las cuales tienen interés por su alto contenido en lípidos (hasta un 40% del peso seco de la célula).

Entre sus características generales destaca que son bacilos filamentosos rectos, inmóviles, no esporulados y con un amplio rango de requerimientos nutritivos, que  desde su descubrimiento han permanecido como un núcleo separado dentro de la Microbiología.

La dificultad de su cultivo, la lentitud del crecimiento y el hecho de que producían enfermedades muy graves en las personas y en los animales que necesitaban de laboratorios dotados con medidas de control han frenado su investigación.

Por su importancia destaca la Mycobacterium bovis que con una epidemiología complicada es la única bacteria capaz de infectar a todas las especies de animales homeotermos, incluido el hombre, “y además, incluso, transmitirse luego libremente entre ellos”. En el siglo XX esta bacteria era responsable del 15 al 20 por ciento de las muertes de personas en países desarrollados.

La Mycobacterium caprae, el patógeno Mycobacterium tuberculosis (muy adaptado al hombre que difícilmente produce enfermedades entre los animales), o el complejo Mycobacterium avium y laprae son algunas de estas especies sobre las que se están implementando distintas medidas para reducir su impacto. Pero no será hasta el año 2050, como pronostica este experto, cuando podamos hablar de su completa erradicación.


 

Comentarios

No hay comentarios

Dejar un comentario

Datos Requeridos

Para comentar es necesario estar registrado. Si no lo está, pulse aquí.

 Recordar Contraseña