<![CDATA[Imatv. Ideas que Mueven Andalucía]]> <![CDATA[La educación superior en Iberoamérica; situación y retos actuales]]> 150312-atf-portvima

12/03/2015 - Alejandro Tiana Ferrer

La educación superior en Iberoamérica; situación y retos actuales


Alejandro Tiana inicia su análisis desde el contexto de un tiempo marcado por una dinámica de cambios sociales de mucho alcance. Consecuencia de ello Tiana destaca en primer lugar el fuerte incremento de la demanda de educación superior que se registra a nivel planetario.

Los objetivos de educación superior por generación alcanzan ya en la Unión Europea el nivel del 40% de cada cohorte, y no solo por demanda ciudadana, sino porque la sociedad así lo está demandando. Demanda que lleva pareja la reducción del peso del Estado en la enseñanza superior en favor del desarrollo de un mercado educativo.

La inclusión de la educación superior en los tratados internacionales de libre comercio es un aspecto que para el rector de la UNED revela la escala internacional de este mercado.

Más allá de las consideraciones de la educación como bien público, o bien privado, la realidad muestra que se ha producido una expansión de la educación privada y de la diversificación de sus proveedores.

Dentro de ese ámbito de la internacionalización de la educación superior Alejandro Tiana resalta programas como Erasmus, en Europa, o el Pablo Neruda en Iberoamérica.

Sin embargo el clásico intercambio de estudiantes ha de enmarcarse ya dentro del cambio general de la sociedad globalizada cuyo primer pórtico fue la sociedad de la información hoy denominada sociedad del conocimiento. Una sociedad que caracteriza el conocimiento como elemento de producción.

En esta situación Alejandro Tiana analiza las disyuntivas de instituciones educativas reactivas versus proactivas; del conocimiento como valor económico versus conocimiento como valor social; si la educación superior ha de ser considerada como un bien público, o privado, o finalmente si la educación superior ha de ser pertinente, o estimular la competitividad.
Para el rector de la UNED la alianza público–privada marca el desarrollo no solo de la educación superior, sino también de la investigación, produciendo un acercamiento entre universidad y empresa en orden al mejor establecimiento de una política de I+D+i.

Una alianza que genera, a su vez, la expansión de la diversificación institucional, o lo que la OCDE denomina como la educación terciaria. Un territorio de gran diversificación interna de límites difusos y gran interconectividad de materias.

Centrado ya en la realidad iberoamericana, Alejandro Tiana destaca en primer lugar la gran expansión cuantitativa de la enseñanza superior que ha tenido lugar en el continente americano en los últimos 50 años. Una expansión que ha generado una gran heterogeneidad de los niveles de calidad, lo que ha generado expresiones tales como la de universidades patito, garaje, etc.

La proporción de estudiantes en relación a la población de América Latina está relativamente proporcionada a su realidad demográfica, sin embargo la relación Universidad sociedad es prácticamente inexistente.

La universidad a distancia es otro de los aspectos de análisis que contempla el rector de la UNED en su exposición comentando tanto su implantación en el continente americano como la penetración de las universidades más prestigiosas de Estados Unidos a través de los MOOC’s.

Lo que se está produciendo, en opinión de Alejandro Tiana, es una redefinición de una educación superior abierta a otro tipo de públicos estudiantiles. Uno de los exponentes de esa redefinición son las llamadas flipped classrooms.

Consecuentemente el rector de la UNED se adentra en lo que en su opinión conforma los dos retos fundamentales de la educación superior; la solvencia de la acreditación y la internacionalización.

Retos que se traducen en primer lugar en el incremento de la demanda de transparencia y eficiencia y en el ahondamiento en la idea del Estado evaluador y sus límites. Una idea que asociada al Plan Bolonia fomenta en la Unión Europea el florecimiento de las agencias nacionales y supranacionales de evaluación y acreditación.
Tras la cuestión del aseguramiento de la calidad educativa Alejandro Tiana ve que lo que hay es una tensión entre la competencia y la confianza mutua. Tensión que se amplifica con el impacto económico que sobre el PIB tiene la internacionalización de los flujos estudiantiles.

La internacionalización de la educación superior encierra, pues, un problema de acreditación y confianza en el establecimiento de un espacio común. Espacio que se desarrolla mediante la construcción de mecanismos comunes de transparencia y rendición de cuentas, planes de evaluación institucional, etc.

En su exposición Alejandro Tiana analiza los incentivos de la internacionalización como reto para la construcción global del conocimiento. Un campo donde ubica la asociación de universidades La Rábida, como un caso supranacional de éxito.

El Espacio Iberoamericano del Conocimiento es, no obstante, un proyecto que se gestó en la Cumbre Iberoamericana de 2005 para promover sinergias y procesos de integración y cooperación educativa en todo el continente. Se trata, sin embargo, de un proyecto que avanza con cierta lentitud. Aunque en el terreno de las acreditaciones los convenios bilaterales son los que están abriendo el camino de la internacionalización de las universidades iberoamericanas.

Finalmente el rector de la UNED caracteriza el siglo XXI como el siglo de la apertura de la educación superior; una onda expansiva que proviene de la generalización de la enseñanza primaria obligatoria universalizada tras la segunda guerra mundial, y que alcanzó a la enseñanza secundaria a finales del siglo XX.





]]>
<![CDATA[Economía y democracia, a propósito de la crisis]]> 140411-jtl-portvima

11/04/2014 - Juan Torres López

Economía y democracia,
a propósito de la crisis


El economista Juan Torres inicia su conferencia estableciendo que la democracia configura hoy un concepto transustanciado que desde una perspectiva neoliberal se limita al campo de las condiciones que permiten el funcionamiento de los mercados.

Siguiendo a Guiddens, Juan Torres analiza la idea de que es la libertad de los mercados la que proporciona el espacio natural donde mejor se realizan los seres humanos.

Torres argumenta que se trata de una idea insatisfactoria y falsa por cuanto es la propia democracia la que sustancia la vida económica. Sin embargo, y debido a la forma en que se ha planteado la crisis económica actual donde el capitalismo se hace cada día más incompatible con la democracia, el catedrático de la Universidad de Sevilla coincide con la opinión de Habermas de que Europa se encamina hacia un desmantelamiento de la democracia.

En su análisis Juan Torres parte de las tres connotaciones fundamentales de la democracia liberal caracterizada en primer lugar por la disparidad de sus significados; su polisemia.

Como segunda característica describe su connotación de subordinación al orden natural de los mercados considerados ya como sujetos con vida propia, capaces incluso de emitir su opinión.

Consecuentemente, una democracia subsumida en el orden del mercado, niega cualquier expresión de colectividad en favor de la libertad individual. Una libertad que según Torres es entendida siempre a partir de las relaciones de racionalidad comercial.

No obstante, el entorno es, para Juan Torres, el auténtico gestor de esa racionalidad por cuanto la satisfacción de las necesidades individuales genera una lógica que se administra desde el entorno que condiciona la propia percepción de esas mismas necesidades y su orden de preferencias.

Pero, a mayor abundamiento, el Catedrático de la Universidad de Sevilla manifiesta que no existe proceso de intercambio posible si no hay unas normas básicas de comportamiento que fijen los poderes de apropiación que regulan el intercambio. Es decir; los derechos del procedimiento que regulan las leyes de la actuación en un sentido u otro de la operación.

Consecuentemente el individuo como sujeto portador de derechos es un acontecimiento previo a la transacción, lo que determina que el nacimiento de la sociedad es cuanto menos, un acontecimiento previo al surgimiento del mercado. Es decir que el mercado es consecuencia del hecho social, y no al contrario.

Para Torres, el mercado se limita, por tanto, a la asignación de recursos, y nada más. Pero incluso en ese ámbito de actuación el mercado presenta una anomalía fundamental que afecta a la necesidad de los bienes públicos y, más en general; a los bienes de coste marginal cero.

No obstante Torres resalta que la doctrina liberal sólo es asumible en presencia de mercados de competencia perfecta con un número muy elevado de compradores y vendedores, de manera que ninguno de ellos pueda influir sobre el precio. En otro caso, afirma el economista; la solución de provisión que proporciona es ineficiente.

Así ante mercados imperfectos se imponen soluciones normativas utópicas que la realidad devuelve con el afloramiento de lo que se llama “crisis”. Se trata de desequilibrios, o distorsiones, que cuanto menos demandan normas para la corrección de esa actividad económica distorsionada.

Normas que cuanto menos han de ponderar los riesgos que puede asumir una sociedad ante los distintos desequilibrios que puede adoptar un mercado imperfecto. Se trata de decisiones que tiene que adoptar una sociedad extramuros de la actividad económica. Consecuentemente concluye Juan Torres; no hay mercado sin sociedad.

Por tanto, dado que la economía no es ajena a la sociedad, la economía debe definirse, según Torres, en función del modo en que los individuos toman sus decisiones, así como por su capacidad para tomarlas. Razón por la que el Catedrático de la Universidad de Sevilla estima que en Europa se está viviendo un proceso de desmantelamiento de la demo­cracia que muestra de forma creciente la incompatibilidad del capitalismo con el Estado democrático de Derecho.

Pero este desmantelamiento no es novedoso por cuanto ya se ha visto antes en América Latina, África o Asia. Para Juan Torres las crisis económicas no se hubieran dado si la democracia fuese efectiva y real, por cuanto la característica fundamental de la desarmonía económica radica en que las políticas económicas dominantes no responden a las preferencias reales de los pueblos.

Como ejemplo de factores concretos desencadenantes de crisis, señala Torres, la gestación de las burbujas que fomentan una inmensa ge­neración de deuda. Burbuja inmobiliaria, en este caso, que, a su vez, genera gigantescas pérdidas económicas por encima de los 16 billones de dólares sólo en la banca de Estados Unidos.

En Europa la crisis hipotecaria se convierte en financiera desencadenando una segunda recesión que fundamentalmente se combate con políticas de restricción de la actividad. Es el llamado austericidio europeo que se justifica con una narrativa que trata de “matar” cualquier atisbo de deliberación social.

Para Juan Torres la realidad muestra que no eran las familias españolas las que vivían por encima de sus posibilidades. Ni tan siquiera se puede defender el criterio falso de un sector público excesivo, sino que era la banca la que generaba deuda por encima de sus posibilidades. Una deuda que se multiplica a sí misma por la fuerza del interés compuesto.

Una multiplicación que genera la hipertrofia patológica del universo financiero. Para Torres se trata de una patología que es incompatible con la democracia porque expande la esclavitud de la deuda, generando una pobreza endémica que concentra el poder monetario privado en cada vez menos manos.

Un poder que se manifiesta ya en el mismo ADN del crédito como mecanismo privado de creación de poder a partir de la nada. Una “nada” con poderes mágicos nunca antes vistos capaz de generar rentabilidades gigantescas a velocidades casi instantáneas.

Un poder que para Juan Torres es radicalmente incompatible con los principios de la democracia por cuanto genera unos individuos sin capacidad para disponer de recursos propios y sin capacidad para hacer efectivas sus preferencias.

Finalmente Juan Torres concluye su exposición planteando la imposibi­lidad misma de la democracia cuando las mismas autoridades públicas del Estado forman parte del mismo núcleo de poder privado que impone las normas económicas al margen de las instituciones públicas del Estado Democrático de Derecho.





]]>
<![CDATA[Arte Contemporáneo]]> 150603-lfmm-portvima

03/06/2015 - Luis Francisco Martínez Montiel

Arte Contemporáneo


El Arte Contemporáneo es un arte con problemas que van desde la forma de transmitir este arte en los cinco minutos de gloria imbécil con los que los telediarios narran ARCO, hasta las crónicas de los especia­listas mediáticos que continuamente lo ridiculizan.

Ante la incomprensión del Arte Contemporáneo Luís Martínez opina que es siempre más fácil criticarlo y ridiculizarlo que valorarlo. El Arte Contemporáneo no es un objeto óptico, sino que sintetiza importantes valores del momento contemporáneo.

Pero qué es “contemporáneo”, pregunta Luís Martínez. Y quizás lo más característico de la sociedad contemporánea es que las fronteras se han roto y es el momento donde en el arte emergen las mezclas, lo que hace más complejo cualquier acercamiento.

En el Arte Contemporáneo no hay más categoría que la individualidad, ya que el estilo es el propio artista hasta el punto de que en el Arte Contemporáneo ha desaparecido la firma del autor. Es la tercera edad del Arte.

Así si el arte con conciencia de arte empieza en el Renacimiento, lo anterior caracteriza al arte antes del arte, y lo posterior que caracteriza la situación contemporánea actual es el arte después del arte. Una tercera edad que Luís Martínez data desde comienzos de los años 60 del siglo XX.

Es la década donde Harald Szeemann convierte las ideas en formas y el mercado le sigue valorando objetos e ideas como obras de arte. Luego, con On Kawara el acento artístico se pone en la propia imaginación del espectador en lo que Joseph Beuys decía de modificar las conciencias. Proceso que lleva al Arte Contemporáneo a convertir al espectador en el agente que culmina la obra.

El primer aspecto conflictivo se da en torno a la iconicidad del Arte Contemporáneo cuando muchos le atribuyen un falso carácter de arte abstracto. El segundo núcleo de controversia lo centra Luís Martínez en la ambigüedad de los imposibles verosímiles de mundos distintos. Imposibles verosímiles que encontramos tanto en la figura del ángel alado del renacimiento, como en la figura del Superman supersónico o en las bolas de energía de Steven Spielberg.

Saber leer las imágenes conforma una laguna importante en la educación de la sociedad actual donde la imagen se configura en un componente básico de la comunicación. En este sentido Luís Martínez se adentra en el análisis de Marcus Harvey y su polémica exposición Sensation con el retrato de Myra, la mayor asesina de niños del Reino Unido.

La imagen no es, por tanto, un todo aislado e independiente de su contexto. Muy al contrario Luís Martínez muestra que el contexto es una de las claves que dota de significado a la imagen, además de la composición interna de sus partes, donde la simetría y la ubicación de los elementos juega un papel importante en la determinación del mensaje de la imagen.

Pero la distribución de los elementos que integran la imagen no solo puede crear ambigüedades y contradicciones, sino también convertir una imagen estática en un auténtico flujo de movimientos. Y es ese flujo el que configura la propia narración de la imagen; su propia historia que cuenta.

Entonces, si el punto es la creación, la recta plantea una auténtica fractura; una auténtica división en la narrativa gráfica, a diferencia de la sensualidad de la línea curva.

Finalmente Luís Martínez analiza la necesidad de separar el arte contemporáneo de la colección de simples objetos decorativos.
 





]]>
<![CDATA[Una aproximación teórica a la Acción Humanitaria: del enfoque de Necesidades al de Derechos Humanos]]> 151029-edlr-portvima

29/10/2015 - Elena de Luis Romero

Una aproximación teórica a la Acción Humanitaria:
del enfoque de Necesidades al de Derechos Humanos

Hablar de Derechos Humanos es hablar de garantías universales que protegen fundamentalmente la libertad, la igualdad y la dignidad. Se trata de derechos inherentes a los individuos como personas protegidas por un marco normativo que configura una obligación jurídica universal.

Elena de Luís lo describe como un constructo jurídico dinámico que evoluciona al compás de las circunstancias que marcan la realidad que se vive en cada momento. Se trata de un derecho que obliga no sólo a los estados, sino también a las grandes corporaciones internacionales, a respetar, proteger y cumplir ese marco jurídico que se configura en torno a la Declaración de los Derechos Humanos.

Sin embargo la Carta de las Naciones Unidas se bifurca en los dos pactos del año 66; el Pacto de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Dos pactos que obedecen a la bipolaridad del periodo de guerra fría entre los bloques capitalista y comunista que dividía al mundo en esos momentos.

Una división que, a su vez, tiene su reflejo en el hecho de que las organizaciones de Derechos Humanos y las organizaciones de Desarrollo han evolucionado por caminos paralelos pero inconexos.

En el plano internacional Elena de Luís diferencia los pactos y las convenciones –que si tienen carácter vinculante–, de las declaraciones que tienen más un carácter moral o político ante la comunidad internacional.

En todo caso durante mucho tiempo se ha hablado de derechos de primera, segunda y tercera generación; se habla de pactos, convenciones y declaraciones y de los marcos jurídicos de la acción humanitaria. Todo un cuerpo de normativas y declaraciones que, para Elena de Luís, aportan distintas herramientas para conducir el diálogo internacional, monitorear los progresos, entender las causas e identificar prioridades de actuación.

Acción humanitaria y Desarrollo son caminos que van confluyendo hacia zonas comunes con Derechos Humanos, impulsados por la reforma de la ONU de los años 90 y la consideración de los Derechos Humanos como derecho indivisibles.
Desde el siglo XIX la tradición de los Derechos Humanos surge vinculada a la asistencia y al socorro, aunque hoy la acción humanitaria comprende tanto la ayuda de emergencia como la asistencia a la población en situaciones de crisis crónicas –población refugiada–, la protección, el testimonio, pero también la prevención y la rehabilitación.

El Código de Conducta del año 1994 dignifica la figura del ser humano como titular de derechos, no como objeto de lástima y caridad. Así la humanidad es un concepto que se entiende en clave fundamental de respeto al ser humano; en clave de la dignidad de todo individuo y de su igualdad, es decir de su no discriminación.

En la disyuntiva entre desarrollo y acción humanitaria Elena de Luís pone el foco en la garantía de la vida y la dignidad al objeto de resaltar la diferencia entre actuar por benevolencia y actuar por obligación. Asimismo las necesidades implican criterios de suficiencia, mientras que los derechos son objetivos de plenitud, que además generan obligaciones en el titular del derecho al que le hace partícipe del mismo.

Para Elena de Luís el enfoque correcto de toda intervención no es ver a la población como objeto de ayuda, sino como sujeto propiamente dicho que sabe cuáles son sus necesidades reales. Así el enfoque en Derechos Humanos es el objetivo operativo de toda la acción humanitaria. Es lo que debe permear todo el trabajo de intervención; es el entendimiento común; el fortalecimiento mutuo de capacidades.

Consecuentemente el enfoque de Derechos Humanos se inicia con la identificación de las brechas de capacidad y el establecimiento de sus causas. En este ámbito Elena de Luís recomienda tener siempre en cuenta las recomendaciones e informes que emiten los distintos comités de seguimiento de los tratados internacionales.

Finalmente, Elena de Luís Romero insiste en su exposición que objetivos y procedimientos deben desarrollarse en todo momento bajo los principios rectores de los Derechos Humanos.





]]>
<![CDATA[Siria sin los sirios/as. Medios de comunicación y falsas dicotomías.]]> 151210-ln-portvima

10/12/2015 - Leila Nachawati

Siria sin los sirios/as.
Medios de comunicación y falsas dicotomías.

Las crónicas periodísticas de las crisis transmiten el relato del observador con frecuente ausencia de la voz de los sujetos protagonistas de la misma noticia, por lo que el debate indaga sobre las estrategias necesarias para la construcción de un nuevo relato, en este caso; sobre el mundo árabe islámico.

Leila Nachawati encuentra que la gente hoy en Occidente asocia con frecuencia Siria con el ISIS, siendo ISIS un acontecimiento muy reciente en el tiempo.

Sin embargo el conflicto sirio presenta la paradoja de ser el conflicto más testimoniado en tiempo real –on live–, en youtube, y ser también el más confuso de la narrativa periodística.

En esa paradoja, la primavera árabe representa un punto de inflexión en la imagen mediática del árabe en Occidente. Una imagen que, por primera vez, presenta la reivindicación popular de procesos de cambio y momentos de optimismo.

Leila Nachawati destaca el hecho de que por primera vez el norte mira con respeto al sur, sin rechazo ni condescendencia, adoptando incluso las propias estructuras de reivindicación y protesta que se están creando en Túnez para incorporarlas miméticamente en el movimiento del 15M en España.

Pero fue una mirada fugaz inmediatamente triturada en el molino del carrusel mediático que salta continuamente de una noticia a otra en orden a lo pintoresco del suceso del momento, sin mayor seguimiento después.

Y después del suceso se impone el imperio de los viejos filtros mediáticos reduccionistas. Filtros que Nachawati encuentra en tres vertientes; la geoestratégica, la identitaria y/o sectaria y finalmente la polaridad dicotómica.

El primer filtro impone la narrativa mediática realizada desde la preponderancia de los intereses geoestratégicos heredados de la guerra fría sobre los relatos locales de la población afectada.

El segundo filtro obedece a la perspectiva identitaria y/o sectaria que tiene Occidente del mundo musulmán implantando el relato ortodoxo propio de un mundo primitivo presidido por los instintos primarios y los conflictos tribales.

La narrativa occidental no sólo desatiende las circunstancias reales de la olla a presión que Bashar al-Ásad había instalado en Siria, sino que reduce su estallido a una confrontación sectaria entre chiíes y suníes dispuestos a su exterminio mutuo.

Finalmente la narrativa occidental impone la dicotomía de los imperios combatientes; el imperio y el antimperio: USA versus Rusia; Arabia Saudí versus Irán, etc.

Atendiendo a estos filtros Leila Nachawati le pregunta al periodismo occidental: ¿Qué pintan los sirios en el conflicto sirio?
¿Por qué protestan?
¿Por qué luchan?
¿Contra quién o cuáles son las tensiones internas?, etc.

Asimismo la perspectiva orientalista encierra la concepción del musulmán bien como un agente del mal, o como una marioneta irracional capaz de inmolarse por una causa borrosa siempre al servicio de las grandes potencias.

Otra de las dicotomías que impone la narrativa periodística occidental es la que representa el conflicto como lucha entre árabes radicales y árabes moderados.

Se trata de una dicotomía fraudulenta que transforma el conflicto sirio alineando a ISIS como parte de los radicales y presentando a Bashar al-Ásad como parte de los moderados.

Sólo la memoria permite restaurar la verdad del conflicto sirio seriamente falsificado por la narrativa periodística y de ahí extrae Leila Nachawati la utilidad de las herramientas de internet que muestran fielmente la verdadera naturaleza del conflicto.
El ejemplo de Kafranbel, un pueblo de Siria acosado tanto por Bashar al-Ásad como por ISIS, es paradigmático para Leila Nachawati de la resistencia del pueblo Sirio, pero hay muchos más en Siria. Se trata de la gente que trata de construir en mitad de la devastación de la guerra haciendo las numerosas acciones que se reflejan en la web www.syriauntold.com creada para ello por la propia Leila Nachawati; son las narrativas de los de dentro; los hechos y voces de los protagonistas.

El relato de Leila toca el problema de la información convertida en commodities de los medios de comunicación de masas; la información convertida en producto de consumo masivo. Una información marcada por las preferencias épicas y pintorescas del consumidor final.

Pero la información de los medios es una información compactada que compite por la escasa atención del consumidor centrándose en la espectacularidad de sus titulares que descontextualizan y distorsionan la propia sustancia del hecho que transmite.

Curiosamente, aunque las narrativas periodísticas manipulen con frecuencia las fuentes para adaptarlas a sus relatos y vulneren habitualmente las más mínimas consideraciones éticas, la fotografía del horror, señala Leila Nachawati, tiene un significado distinto para los sufridores de violaciones cotidianas, ya que esa fotografía es la prueba que documenta y da sentido a esa muerte inasumible.

Por el contrario Leila señala la esquizofrenia del consumidor de noticias que pasa continuamente de la carcajada eufórica a la depresión instantánea. Y apunta que el mejor antídoto contra la saturación permanente de las conciencias es la humanización de las narrativas.





]]>
<![CDATA[Reivindicación nacional, pluralismo identitario]]> 150708-jrjdlgb-portvima

08/07/2015 - Josep Ramoneda - Javier de Lucas - Georges Bonan

Reivindicación nacional, pluralismo identitario

La cuestión catalana en relación al derecho constitucional español abre el debate con una primera puntualización del jurista Javier de Lucas que niega el carácter científico del Derecho por cuanto es una técnica social para resolver problemas sociales. En este sentido casi todo es posible en derecho.

En opinión de Javier de Lucas, el Tribunal Constitucional tiene que modificar su errática doctrina jurisprudencial por cuanto cerrar la posibilidad de la consulta catalana es expulsar a los ciudadanos catalanes del marco constitucional.

Aunque, por otra parte, considera también que es igual de aberrante acometer una declaración unilateral de independencia por cuanto España no es Kosovo.

En opinión de Josep Ramoneda el Tribunal Constitucional ha caído en la trampa del PP y está funcionando como si fuera una tercera cámara política complementando la ausencia en Madrid de un Estadista de la talla de De Gaulle en Francia, o incluso Cameron en Inglaterra.

Por contra Madrid opta por el empantanamiento de la situación catalana eternizando, cuanto menos, el reconocimiento necesario de Cataluña como sujeto político.

Georges Bonan aborda el conflicto identitario en Latinoamérica desde la perspectiva de la legitimidad de la restitución de las tierras. Se trata de un complejo problema cuya única solución es el diálogo social y la búsqueda local de un futuro compartido.

Samir Nair, cuestiona que el vínculo social sólo tenga una componente local por lo que echa en falta la vertiente global de ese vínculo social –es decir; la macroidentidad–, en el análisis de Bonan.

Pero la relación identidad–territorio deviene aún más compleja cuando se entra en el detalle de las consecuencias jurídicas que conlleva. Algo que en España desemboca en el problema del tipo de federalismo que puede articular las diferentes comunidades del país.

En opinión de Georges Bonan, el problema de fondo es la pérdida de legitimidad de las instituciones públicas, aunque coincide con Nair en que lo local sin lo global no puede funcionar. Razón que le lleva a formular la solución federalista para el problema de la autonomía del pueblo mapuche en Chile, no sin antes suscitar el problema de los egoísmos territoriales en relación a sus recursos internos.

Ramoneda entiende que el hilo conductor que une lo local con lo global es la pluralidad. La pluralidad, afirma, es la dimensión global que debe caracterizar también lo local. Todas las instituciones, locales, nacionales o globales, deben establecerse, sin excepción, como garantes de la pluralidad.

En este sentido Ramoneda recorre la pluralidad en Cataluña examinando los distintos hitos que muestran su existencia en la sociedad catalana hasta desembocar en la falta de credibilidad en Cataluña de la propuesta federalista.

En cualquier caso, Baviera marca la dirección de transición catalana para Ramoneda, ya que encarna el reconocimiento que mejor puede buscar la Cataluña actual. Transición que predica larga y con la oposición manifiesta de las élites económicas de la región.

Finalmente Jesús Agudo plantea el problema de la cohesión social bajo la definición del Consejo de Europa, que en opinión del jurista Javier de Lucas es un error monumental por cuanto el Consejo confunde gravemente diferencia y desigualdad.

No obstante el derecho es también coacción y burocracia, y para la cohesión social la desigualdad es veneno que se distingue de un trato de igualdad diferenciada. En este sentido Javier de Lucas aclara que para el derecho lo importante no es la diferencia, sino cómo tratarla. Es decir cuando la respuesta del derecho a la diferencia no genera la coartada para la desigualdad.

La injusticia de nuestra sociedad se advierte, según señala Javier de Lucas, en el estatus jurídico de las necesidades básicas convertidas en mercancías en el derecho social.





]]>
<![CDATA[Crisis de la Política y Cambios Identitarios]]> 150707-atfmzjlmt-portvima

07/07/2015 - Alain Touraine - Federico Mayor Zaragoza

Crisis de la Política y Cambios Identitarios

Federico Mayor Zaragoza inicia el debate valorando la incidencia positiva de las nuevas tecnologías en la mejora de la democracia por cuanto facilitan la opinión de todos. El delito, señala, es ahora de silencio, y el gran enemigo que tenemos hoy es la inercia; decir que lo que tenemos es lo mejor y que ya no se puede mejorar.

Conocer la realidad es para Mayor Zaragoza el primer principio de la democracia como sistema de participación ciudadana. En este sentido critica a la prensa española por transmitir prioritariamente la voz de su amo; no la realidad de la ciudadanía.

La responsabilidad es lo que, para Mayor Zaragoza, diferencia la evolución de la revolución, siendo que en ausencia de responsabilidad, la tecnología permite ya la revolución digital como clamor en el ciberespacio.

Para Alain Touraine el problema de la secularización aflora en el siglo XXI la moral de la utilidad y la instrumentalización en sustitución de la moral clásica de la convicción. Una moral utilitarista que se rompe con la crisis del sistema económico mundial.

Pero antes Touraine sitúa el punto de inflexión de la sociología del éxito norteamericano en el fracaso de Vietnam, y aboga por un retorno a la ética del bien y del mal; un retorno al camino de la ética alemana de Frankfurt.

Para Touraine Europa es un continente silencioso que sufre la patología de una hemiplejia que sólo es capaz de pensar en términos exclusivamente económicos con la desaparición de cualquier consideración social y/o ética.

Pero a criterio de Mayor Zaragoza, los medios de comunicación tienen gran responsabilidad en la articulación de la desafección ciudadana por cuanto cultivan el interés de lo lúdico como distracción popular afable en detrimento del reflejo de una realidad reservada a los expertos por aburrida y penosa.

Se trata, en definitiva, de la construcción de la realidad por un poder que domina el mundo de la subjetividad. Un poder que, según Alain Touraine, se ocupa de la construcción de las categorías fundamentales de la vida social a través de las agencias de noticias. Es la “opinión pública”.

Ante esa manipulación de la opinión pública Alain Touraine define la democracia como el régimen que antepone los derechos humanos al imperio de lo meramente legal, por cuanto no es la democracia la que permite la libertad de conciencia, sino la libertad de conciencia la que permite la construcción de la democracia.

Sin embargo Mayor Zaragoza opina que la realidad planetaria es que la globalidad se ha convertido en un régimen plutocrático donde 193 países se gobiernan de hecho por el G–20 en el que rige el interés de los más ricos. Una trampa que ha restringido el papel de Naciones Unidas a una mera asamblea de estados.

Pero la voz de los estados es insuficiente y Mayor Zaragoza reclama la presencia de la voz de las organizaciones civiles como mejor representación de la voz de los pueblos, porque la realidad es que el desarrollo económico casi nunca conlleva el reparto social de los beneficios.

No obstante el mayor peligro lo sitúa, Mayor Zaragoza, en el alcance de los puntos de no retorno, razón por la que Naciones Unidas debe tener no sólo un Consejo de Seguridad, sino también un Consejo socioeconómico y otro medioambiental.

Para el profesor Javier de Lucas, sin laicidad no hay dignidad por cuanto la religión hace natural la voluntad de ser siervo. Pero bajo el fundamentalismo del mercado tampoco hay dignidad.

En este sentido, De Lucas comparte el criterio de Honneth por el que no hay sociedad decente si hay humillación del otro mediante la exclusión de la pluralidad en términos igualitarios.

Es en este sentido que el proyecto de emancipación de la modernidad ha venido marcado, en opinión de Javier De Lucas, por el miedo al pueblo por lo que plantea la cuestión del fracaso del proyecto estatal tras el retorno a la comunidad religiosa en el ámbito del islam.

Por otro lado suscita también la diferencia entre la indignación como hartazgo y la indignación como rebeldía y resistencia a la opresión diferenciando así al Frente Nacional francés del partido Podemos en España.

Alain Touraine sitúa el centro de esta discusión en la transición de la libertad de los antiguos a la libertad de los modernos defendiendo al indivíduo como sujeto de derechos fundamentales tales como el derecho a crearse y transformarse a sí mismo individualmente y colectivamente.

Sin embargo la realidad es que las categorías políticas clásicas, izquierda–derecha, están ya agotadas. Una idea por la que también transita Mayor Zaragoza coincidiendo con la indignación de Hessel y con su exigencia de implicación en la evolución de las categorías de súbditos a ciudadanos.

Para Touraine lo fundamental ahora es mantener el espíritu de la ilustración; la idea del sujeto humano portador de derechos universales por contra de la barbarie del empoderamiento de las comunidades por encima de los derechos humanos.

Sin duda el problema es la primacía del dinero frente a los derechos fundamentales y en ese sentido Mayor Zaragoza señala los casos de Arabia Saudita, Qatar, China, etc, donde claramente se acepta lo inaceptable aun al coste de la pérdida de la autoridad moral.

En cuanto a la ascendente latinoamericana de Podemos, Mayor Zaragoza opina que configuran historias distintas por cuanto lo que América Latina vive es un proceso de emancipación, mientras que lo que España afronta ahora es un proceso de agitación de la monotonía política.

El moderador Manuel Torres cierra finalmente el debate rescatando el problema de la legitimación del derecho constitucional y su cuestionamiento permanente como se está viviendo en España. Manuel Torres lanza la cuestión al aire de la propia legitimidad del cuestionamiento.

 





]]>
<![CDATA[Pobreza y cambio global. Mujeres, naturaleza y clima]]> 150630-yffgmtfvmrjfmvg-portvima

30/06/2015 - Yolanda de la Fuente - Francisco Gutiérrez - María Teresa Fernández de la Vega - Milagros Ramos - Jordi Folgado

Pobreza y cambio global. Mujeres, naturaleza y clima

La vicerrectora de la UNIA Yolanda de la Fuente destaca la relevancia de los biorritmos en la crisis ecológica que estamos viviendo actualmente consecuencia del cambio climático, planteando la importancia de un análisis de género como palanca para buscar las necesidades de desarrollo futuro.

Francisco Gutiérrez, jefe del área de educación de la cooperación internacional española habla de la necesidad de cambiar la forma de actuar, centrando el cambio en los cinco principios rectores de la cooperación española que fundamentan las 12 prioridades de la agenda española de cooperación internacional.

El primero de los objetivos de esta agenda es la erradicación de la pobreza y la disminución de la vulnerabilidad, entendiendo la pobreza no sólo desde el análisis económico, sino también desde la accesibilidad a los servicios básicos de alimentación, educación, sanidad, cultura, etc.

La exministra María Teresa Fernández de la Vega, presidenta de la fundación Mujeres por África, se alinea también con la premio Nobel de la Paz Wangari Maathai y demanda una visión integral que cambie el modelo patriarcal imperante asumiendo la realidad de una población mundial compuesta por más de 5.000 millones de mujeres en el horizonte 2050.

Para Fernández de la Vega esta realidad conforma la marea del cambio en la que África es su cresta más pronunciada, y donde ya se está dando el empoderamiento de la mujer con países donde la mujer conforma el 80% de la representación parlamentaria.

Mila Ramos, presidenta de la ONG Mujeres en Zona de Conflicto, coincide con Teresa en que mientras se segreguen las cuestiones de género difícilmente se pueden alcanzar los objetivos marcados del milenio. Mila señala la desigualdad flagrante que sufre la mujer en los países pobres cuando su aporte a la contribución del trabajo supera el 50% mientras que la mujer sólo tiene acceso al 1% de los beneficios de ese trabajo.

Dentro de ese contexto Mila describe el proceso de nomadización creciente que se vive en Mali por causa de la desertización galopante. La falta de agua conlleva la muerte del ganado y sin ganado no hay medio de subsistencia. Pero sin agua tampoco sirven las buenas intenciones. Y si los campos están llenos de minas tampoco se pueden labrar.

La gestión del agua es tan importante para la vida como el agua misma por ello los proyectos de Mujeres en Zona de Conflicto implican a la mujer en la gestión de los pozos que perforan en África. Una experiencia que le lleva a la convicción de la necesidad de buscar nuevas formas de gobernanza que active la participación conjunta de hombres y mujeres en la gestión de las instituciones democráticas.

Por su parte Jordi Folgado, Director General de la Fundación Vicente Ferrer, critica la abstracción de la pobreza, porque en la realidad no existe la pobreza, existen los pobres con nombre y apellidos. Existen problemas concretos que requieren soluciones prácticas.

El proyecto "De Mujer a Mujer" de la fundación, es un proyecto de ahorro y emprendimiento buscando la motivación en la idea de progreso. Pero el progreso empieza con la transformación del medio; la misma tierra.

Como ejemplo, Jordi Folgado cuenta la transformación del desierto de Anantapur con la realización de miles de embalses y pozos de agua, bajo la idea de "ayudar a la tierra para que la tierra te ayude a ti".





]]>
<![CDATA[La Crisis Griega, ¿estamos en el proceso de solución del problema?]]> 150208-plf-portvima

08/02/2015 - Prosper Lamothe Fernández

La crisis griega,
¿estamos en el proceso de solución del problema?
 
 
Se equivoca quien se aproxima a la crisis griega bajo un enfoque de buenos y malos, por lo que Prosper Lamothe hace un relato evolutivo desde el origen de la economía griega contemporánea; su historia, sus valores y sus tradiciones.
 
El punto de inicio lo sitúa Lamothe en 1830 con la independencia del Estado heleno moderno del imperio patrimonialista otomano, donde las lealtades, las relaciones de favor y las relaciones de familia no solamente sostenían al Sultán en Estambul sino que conformaban los valores de un imperio incompatible con la sociedad moderna.
 
Una sociedad moderna que Lamothe identifica en esa época con el imperio burocrático austrohúngaro, donde la burocracia conduce a una relativa meritocracia ajena al concepto de las meras lealtades.
 
Para Lamothe el cóctel otomano austrohúngaro sitúa a Grecia en manos de un exceso de burocracia con escasa vocación por los valores de la economía de mercado, con el resultado de una política estatal que ya desde 1930 se orienta hacia el aumento del empleo público, exceso de regulaciones para limitar la libre competencia y la imposición de cargas fiscales que benefician a terceras partes sin ninguna justificación económica aparente.
 
Este es el caldo de cultivo donde florece tanto el rousfeti griego como el fakelaki heleno. Así pues la tradición griega del apoyo político a cambio de obtención de rentas, subsidios o ventajas estatales de cualquier índole los mismos griegos la denominan “el rousfeti”.
 
Como “fakelaki” se conoce al soborno del “sobrecito” que se le da al funcionario público para que te atienda mejor, bien en la antesala del quirófano, bien ante el inspector de hacienda para que alivie la carga.

Esto conforma una cultura que impide el desarrollo de una sociedad eficiente y moderna, basada en el desarrollo de estructuras coherentes y mínimamente racionales. Prosper Lamothe cuantifica incluso el grado de ineficiencia de la sociedad griega actual con dos factores relevantes.
 
De un lado el exceso de regulación registrado entre 1974 y 2011 lleva a un Estado regulado por más de 100.000 leyes. Por otro, la contabilidad del fakelaki y el rousfeti se estima en cerca de 31.000 millones de euros al año, que en porcentaje de PIB supone alrededor del 13,2%.
 
Bajo esta realidad Prosper Lamothe hace un recorrido sobre los diferentes hitos que conforman la hoja de ruta seguida por la deuda griega hasta el triunfo de Syriza y la crisis de confianza que provoca en los griegos sobre su propia economía disparando, por ejemplo, la tasa de morosidad.
 
Para Lamothe el enfoque de Varoufakis presenta tres errores fundamentales. El primero es que confunde gobiernos con banqueros, haciendo un planteamiento sectario sobre la típica figura del banquero siniestro llamando chantajistas a los gobiernos socios del gobierno heleno en la Unión Europea.
 
Generado el clima de conflicto entre buenos y malos, Varoufakis no sólo pide la reestructuración de la deuda, sino que además exige importantes cantidades de dinero nuevo de los mismos socios suyos que denomina como “chantajistas” y “terroristas”.
 
Para Lamothe eso es negociar mal. Tan mal que como resultado sitúa a Grecia en un clima de desconfianza con sus socios europeos que le colocan ante la disyuntiva de tener que aceptar un duro acuerdo, o bien salir del euro.
 
Y el duro acuerdo contempla también el desmantelamiento de esas perniciosas tradiciones en pro de un Estado desligado de infinidad de privilegios del tipo de las jubilaciones anticipadas, derechos de herencia de pensiones de padres a hijas célibes, etc. Son algunos de los cambios impulsados por la Troika y que se contemplan en el “Memorandum of understanding”, votado recientemente por el parlamento griego.
 
Finalmente Prosper Lamothe analiza las posibilidades de Grecia de establecer una política económica que le permita alcanzar un crecimiento sostenible mediante el aprovechamiento  de sus potencialidades reales.





]]>
<![CDATA[La Europa de los valores, una deuda pendiente]]> 150210-agrygd-portvima

10/02/2015 - Álvaro Gil-Robles y Gil-Delgado

La Europa de los valores,
una deuda pendiente
 
El proyecto de la construcción de Europa se encuentra sometido a muy duras pruebas que, a criterio del profesor Gil Robles, se prolongan ya excesivamente en el tiempo. El profesor Gil Robles habla desde su experiencia de primer Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa en los años 1999 a 2006, y describe la esencia del proyecto europeo como la construcción de una identidad sobre sus dos pilares fundamentales de respeto a los Derechos Humanos y de la Democracia como régimen político común.
 
Sin embargo la crisis económica no solo ha erosionado el proyecto económico europeo, sino que también ha puesto en crisis sus valores fundacionales. Impacto que se identifica en la misma crisis del Tribunal Europeo de Justicia.
 
Así mismo el principio de solidaridad que soporta el Estado Europeo del Bienestar presenta la anomalía de Grecia. Una excepción que viene revestida de rabia y rebeldía ante la corrupción de unos y la pasividad, e incluso codicia, de otros; “que hoy quieren convertirse en jueces implacables de los errores y desafueros que dejaron cometer sin intervenir y corregir a tiempo.”
 
Europa ha suplantado la solidaridad concebida como una construcción colectiva con una interpretación contractual basada en la lógica de contrapartida como condición de acceso al beneficio solidario. Se trata de una solidaridad mercantilista que abandona el principio de la ética tanto en la política como en los negocios dejando paso libre a “personajes sin escrúpulos que se han enriquecido impunemente, hasta hoy, con los fondos públicos.”

 
Pero la cohesión del proyecto europeo se ve también fuertemente tensionado con el resurgimiento de “los nacionalismos de campanario,” que ponen a prueba el entendimiento entre los pueblos europeos con historias, trayectoria y culturas muy diversas.
 
Sin embargo para el primer Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa la amenaza más fuerte a la consistencia del proyecto europeo viene de la confrontación entre los principios de libertad, seguridad y justicia que plantea la amenaza terrorista. En este sentido el criterio de Gil Robles es que “el principio de seguridad maridado a la razón de Estado no puede nunca justificar el sacrificio de la libertad y las garantías del Estado de Derecho.”
 
Contra la deriva europea Gil Robles aboga por el retorno al rumbo de los valores y principios democráticos centrados en el eje de la dignidad del ser humano. Rescata a Monet y señala el peligro de olvidar que la lógica egoísta del mercantilismo no debe suplantar la búsqueda de soluciones comunes. Para Gil Robles la actual deriva revela la propia debilidad y falta de empuje de la Comisión Europea.
 
Finalmente Gil Robles rescata al canciller Schmidt reivindicando la moral común europea, y concluye su exposición con un llamamiento contra el desánimo. “Más que nunca –insiste Gil Robles–, los ciudadanos europeos debemos ser actores de nuestro destino común, renunciar al desánimo, pues el camino recorrido es inmenso y positivo como nunca ha conocido la historia de nuestro continente.”





]]>
<![CDATA[La medida del universo: la misión GAIA]]> 131219-ejan-portvima

19/12/2013 - Emilio J. Alfaro Navarro

La medida del universo:
La misión Gaia

 
El pasado 19 de diciembre de 2013 marcará ya un hito en el calendario astronómico. Gracias al lanzamiento en la Guyana Francesa de la sonda espacial Gaia, sucesora de la misión Hipparcos (1989) promovida por la Agencia Espacial Europea (ESA), el mundo podrá tener una nueva regla de medir las distancias y tamaños en el universo, lo que significará, en palabras de Emilio J. Alfaro, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), que “afectará a todos los procesos físicos que hemos sido capaz de medir hasta el momento.”

De hecho, para este investigador que participa junto a otros componentes en el proyecto ESO-Gaia Survey (GES), que está realizando una cartógrafía espectrocópica de cien mil estrellas de campo y cien cúmulos estelares del hemisferio Sur, Gaia marcará en la Astronomía “un antes y un después”, al tocar los pilares fundamentales del sistema de medición de los astros.

Pese a que aún faltan cinco años para ver los resultados, del nuevo catálogo de aproximadamente mil millones de estrellas que tendrá que analizar el satélite en este tiempo, sus resultados ofrecerán un nuevo mapa tridimensional de las estrellas de nuestra galaxia de gran precisión y de gran repercusión, ya que el satélite que se encuentra ubicado a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, localizado en el punto de Lagrange L2, también realizará un mapa del movimiento de las estrellas, lo que ofrecerá las pistas necesarias sobre el origen y la evolución de la Vía Láctea.

Gaia barrerá el universo durante 5 años de manera continuada desde su órbita espacial, “con lo que observará cada punto brillante una media de unas 80 veces”, permitiendo, así, realizar un pormenorizado censo estelar que facultará el análisis del origen, evolución e historia de nuestra galaxia.

En esta conferencia realizada en el Instituto de Astrofísica de Andalucía, con sede en Granada, Emilio J. Alfaro aborda todos los pormenores de esta gesta científica que tiene su origen en la Grecia Antigua. Razón por la que este investigador realiza un recorrido, a través de sus astrónomos más ilustres, y con especial atención a las observaciones, métodos y sistemas de medición desarrollados por el pensamiento griego, y que desarrollan conceptos tan cruciales para entender esta misión como paralaje, parsec, movimiento propio, etc. La paralaje es un método extraido de la geometría de Euclides y que fundamenta todavía hoy la misión Gaia para medir las estrellas, y que se define en virtud de la desviación angular de la posición aparente de un objeto en función del punto de vista elegido.

La conferencia 'La medida del universo. La misión Gaia' traza un apasionante arco en la historia de la ciencia por el que une a Pitágoras con Gaia a través de un intenso y emocionante recorrido por la medición de los astros. Recorrido por el que Emilio J. Alfaro nos acerca las consecuencias que para la investigación astronómica va a tener esta gran misión que “servirá de test” para las teorías cosmológicas al uso y ayudará a la comunidad científica a entender aún mejor cómo se formó el Universo.





]]>
<![CDATA[Expedición Malaspina 2010]]> 120628-cdq-portvima

28/06/2012 - Carlos Duarte Quesada

Expedición Malaspina 2010
 

Investigar a escala planetaria el impacto del cambio global sobre el océano y explorar la biodiversidad y funcionamiento del mismo, con particular atención al océano profundo, fueron los ambiciosos objetivos de la denominada expedición Malaspina 2010 gestada, entre otros fines, para rendir homenaje a la primera circunnavegación de científicos que se realizó entre 1789 y 1975 comandados por la figura de Alejandro Malaspina, pero sobre todo para fomentar el interés de nuestra sociedad por la ciencia y sembrar vocaciones científicas entre los más jóvenes. 
 

El coordinador de este proyecto interdisciplinar del Ministerio de Ciencia e Innovación donde ha colaborado la Armada Española, Carlos Duarte Quesada, experto perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) desmenuza esta auténtica gesta científica financiada  por el Plan Nacional de I+D en la que  participaron una treintena de grupos de investigación de 15 instituciones españolas, así como una veintena de instituciones extranjeras, con un total de 400 investigadores que se turnaban a bordo de dos duques oceoanográficos:  Hespérides y Sarmiento de Gamboa. 


En cifras esta colosal expedición, de siete meses de duración, se ha traducido en 42.000 millas recorridas entre los dos buques, que son cerca de 70.000 kilómetros donde se han tomado alrededor de 120.000 muestras en agua, gases y plancton. Muestras que como resalta el propio Carlos Duarte, director del Oceans Institute de la University of Western Australia, harán posible que se detecten millones de genes nuevos para la ciencia, lo que se podría traducir económicamente en un valor de negocio de 20.000 millones de euros anuales. 
 

La formación ha sido también uno de los aspectos importantes en esta aventura oceanográfíca en la que han participado un total de 700 personas entre investigadores y estudiantes de posgrado. Malaspina 2010 necesitó en total cinco años de preparativos y ha sido todo un ejemplo de cooperación entre instituciones a pesar de haber contado con unos recursos limitados. La financiación total se sitúo en torno a los 6 millones de euros, sin incluir los costes de los buques y sus tripulaciones ni el tiempo dedicado por los investigadores participantes.





]]>
<![CDATA[Las bocanas en la evolución de un sistema lagunar costero]]> 120606-omcf-portvima

06/06/2012 - Oscar Manuel Cerveira Ferreira

Importancia de las bocanas
en la evolución de un sistema
lagunar costero

 

Las bocanas son extensiones de agua dulce que se mezclan con el agua del mar y se funden para formar parte del agua salada. Su importancia radica en permitir intercambio de agua, de sedimentos, nutrientes, plancton y contaminantes entre la laguna y el mar. Oscar Manuel Cerveira Ferreira, quien trabaja en el Centro de Investigación Marina y Ambiental de la Universidad del Algarve, explica la contribución de este fenómeno cuya naturaleza afecta a ecología pero también a la economía de la zona, ya que muchas actividades dependen directamente de las bocanas como la navegación para pesquerías o la maricultura. Oscar Manuel Cerveira se centra en la Ría Formosa donde se registran siete bocanas, tanto artificiales como naturales, constituyendo uno de los valores medioambientales más importantes de la zona. 


La Laguna de Ría de Formosa, ubicada en el Algarve, al sur de Portugal, es un sistema de isla de barrera que se comunica con el mar a través de estas estructuras donde algunas de ellas tienen características móviles para permitir un acceso más fácil al puerto de Faro. La entrada principal del sistema es la entrada de Faro-Olhão, abierta artificialmente y cuyo proceso se inició en 1927. Se trata de la bocana más importante de este sistema, ya que capta casi toda el agua que está en el área de la ría que constituye todo un santuario de la naturaleza y un lugar privilegiado para la observación de las aves.





]]>
<![CDATA[La creación de vacunas contra las enfermedades infecciosas]]> 120510-mepm-portvima

10/05/2012 - Manuel Elkin Patarroyo Murillo

La vacuna contra la Malaria

Con una fotografía espectacular de una mosquita inyectando en el cuerpo humano la larva de la Malaria y después la larva dirigiéndose  al canal sanguíneo al objeto de alcanzar el hígado para multiplicarse allí hasta 35.000 veces en cinco días, el doctor Manuel Elkin Patarroyo describe, con detalle sus dos grandes intentos de lograr una vacuna contra una enfermedad que anualmente causa la muerte de cerca de 2 millones de personas en todo el mundo.
 
El Director General de la FIDIC –Fundación Instituto de Inmunología de Colombia–
Manuel Elkin Patarroyo publicó su primera aproximación a la vacuna el 13 de agosto de 1986, hace ya 25 años. Desde entonces confiesa que ha convertido en su proyecto de vida el objetivo de desarrollar una serie de principios a través de los cuales asegura se puede llegar a desarrollar cualquier vacuna contra ese conjunto de enfermedades infecciosas que anualmente causan la muerte de cerca de 17 millones de personas por SIDA, bronconeumonías, diarreas, tuberculosis, malaria, etc.
 
En su exposición Patarroyo describe su primer intento de conseguir una vacuna químicamente sintetizada; la SPF 66 y su intenso proceso de ensayos de campo. Proceso que terminó concluyendo que la SPF 66 sólo protegía entre un 23 a 34%, con lo que en 1996 el propio Patarroyo frenó en seco el desarrollo de la SPF 66.
 
Con estos antecedentes en las alforjas Patarroyo y su equipo de colaboradores pronto se ponen en marcha para desarrollar lo que ahora llaman Colombian Falsiparum Vaccine. En general rescatan una idea seminal de Mauricio Calvo por la cual enfocan la adherencia del parásito de la Malaria a las células como principal objeto de estudio.
 
35 años después, el 25 de marzo de 2011 el equipo de Patarroyo publicaba los resultados de su nueva investigación en la que muestran la activación de la respuesta inmunitaria en la producción de los anticuerpos adecuados contra la Malaria.
 
Con el estudio de los aminoácidos implicados en la adherencia celular Patarroyo asegura que lo que en realidad ha desarrollado se centra en una metodología lógica y racional para el desarrollo de vacunas, en la que la malaria tan solo constituye un ejemplo.





]]>
<![CDATA[La partícula divina, o del por qué las cosas tienen masa]]> 120719-mabl-portvima

16/07/2012 - Manuel Aguilar Benítez de Lugo

La partícula divina, 
o por qué las cosas tienen masa

 
El bosón de Higgs ha sido una partícula prevista en todas sus características por el modelo teórico estándar de la Física cuántica, y muy buscada desde 1964 en que Peter Higgs predijo su existencia. Búsqueda que algunos la definen como la más apasionante, larga y costosa de toda la historia de la ciencia.

El pasado 4 de julio de 2012, más de 3000 científicos de todo el mundo celebraban en el CERN la conclusión con éxito de casi cincuenta años de búsqueda intensa de una partícula que ha llegado a llamarse la “partícula divina” porque se muestra como la llave que puede resolver el misterio de por qué las cosas tienen masa.

Se trata pues de uno de los hitos científicos más importantes de la ciencia contemporánea. Una ciencia en la que según Manuel Aguilar Benítez de Lugo, Director del Departamento de Investigación básica del CIEMAT, se ha producido en los últimos cien años un enorme progreso en la comprensión desde lo infinitamente grande a lo infinitamente pequeño.

El avance es tan intenso que la misma “Tabla periódica de los elementos” se ha quedado en un segundo plano al reducirse considerablemente el número de constituyentes elementales y entender bien cómo interaccionan entre ellos.

La descripción de todo este proceso es compleja, aunque en su conferencia Manuel Aguilar hace un recorrido extenso en el que no sólo explica el mecanismo de Higgs, y su entramado teórico, sino que se asoma también a cada una de las ventanas más importantes de todo el artesonado de instituciones y grandes equipamientos científicos que dan cuerpo a este importante logro científico.

No obstante Manuel Aguilar señala que queda todavía mucho que estudiar ya que incluso con Higgs, sólo vamos a conocer bien un 4% del total de energía del universo.

Sin embargo Aguilar rescata a Feynman para concluir también en su epílogo que estamos viviendo una época en la que se están descubriendo las leyes fundamentales de la naturaleza; y que esa época es irrepetible.





]]>
<![CDATA[Los cuatro elementos de la Constitución de Cádiz]]> 120127-jpm-portvima

27/01/2012 - Jesús Posada Moreno

Los cuatro elementos de la Constitución de Cádiz; Identidad, Concordia, Igualdad y Estado de derecho
 
La Constitución de 1812, aunque para algunos efímera, ya que tuvo una limitadísima vigencia, sentó algunas de las bases de nuestro actual sistema, pero también dejó un legado que hoy se constituye en pieza fundamental para entender el futuro de nuestro orden constitucional. Principios como la concordia y el entendimiento; el fortalecimiento de nuestra identidad nacional frente al invasor extranjero; la construcción de un Estado de Derecho y la firme voluntad de proteger los derechos de las personas, son los aspectos, a juicio del actual presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, más resaltables de este documento al que se aferraron los españoles, quienes se mostraron dispuestos a abordar profundas y avanzadas reformas políticas, sociales y administrativas.

Como ha señalado el historiador José Luis Comellas, pocas veces hubo en España una unanimidad tan grande como en el rechazo a la invasión que habíamos sufrido a inicios del siglo XIX. Para Jesús Posada esta es la primera lección de las Cortes de Cádiz, pero resulta también útil para el momento presente.

La Constitución española de 1978, armoniza muy bien ambos elementos y ha sido capaz de vertebrar la unidad de España con el respeto a la identidad propia y a los legítimos espacios de autogobierno de las nacionalidades y regiones. “No pongamos en riesgo ninguno de los dos polos de este delicado equilibrio”.

En su exposición se muestra abiertamente discrepante con quienes en los últimos años han querido convertir en arma política el debate sobre nuestra historia o han permitido que se reabran las heridas del pasado, proponiendo basar nuestro modelo de convivencia colectiva en un valor tan importante como la concordia, pero insistiendo en la necesidad de que se debe seguir trabajando para que el Parlamento alcance realmente la posición de centralidad en el sistema institucional que la Constitución le confiere.

En suma, Cádiz, y su Constitución, inauguró una nueva concepción del orden político que erige como su fundamento básico la protección de la persona y sus derechos. Principio que todos, y en especial los que se dedican a .la actividad política, como señala el propio Jesús Posada, deben tener permanentemente presente. “La razón de ser de toda actividad política reside en el servicio a la persona, ya que la persona es el centro de la comunidad política y, por tanto, la protección de los derechos de ésta es el objetivo primordial que debe guiar toda acción política y toda decisión de los poderes públicos”.





]]>
<![CDATA[Mitos y realidades del Estado Autonómico español]]> 120531-jrcr-portvima

31/05/2012 - Juan Ramón Cuadrado Roura

Mitos y realidades del Estado Autonómico Español 
Visión de un economista
 
 
Como señaló Jean Bénard, “la política económica no es solo lo que se hace sino el cómo se hace” y un buen ejemplo lo tenemos en el actual estado de las autonomías y los problemas derivados de una descentralización que si bien hasta hace poco todo eran beneficios asociados a su desarrollo, la dura realidad económica ha sacado a la luz que ha sido un lastre para nuestra economía. 
 
Juan Ramón Cuadrado, catedrático de Economía Aplicada de Alcalá y fundador del Instituto de Análisis Económico y Social, en el marco de su nombramiento como Doctor Honoris Causa por la Universidad de Jaén, contesta a la pregunta de qué es lo que ha pasado en España para que la credibilidad y confianza como Estado esté seriamente tocada. 
 
Las razones se sitúan en el crecimiento desmesurado del gasto debido a la “asunción de competencias por parte de las comunidades autónomas, algunas muy exigentes en términos de gasto, como la educación, sanidad,  universidades y otras”. A esto hay que añadir la duplicidad de funciones que en estos años no han dado lugar a “una mayor eficiencia” calculándose en 32.0000 millones de euros el incremento adicional de las duplicidades de organismos asociados al Estado, CCAA y  corporaciones locales.
 
Sirva de ejemplo que los empleados públicos adscritos a las comunidades autónomas son 1.808.000 frente a la Administración Central, con 546.000, llegando el sector público en 2011 a ser el 23 por ciento de la población activa española. 
 
Como asegura Juan Ramón Cuadrado en esta conferencia, con la brusca caída de ingresos, y la dura situación económica es obligado replantearse la propia dimensión de las estructuras autonómicas. Precisamente es en este contexto donde hay que situar los crecientes déficits presupuestarios que han acumulado las comunidades autónomas en los últimos años. Pero a estos déficits hay que sumarles otras partidas, de las cuales se habla a veces menos. “Primero, la deuda acumulada con los acreedores privados, facturas no pagadas por comunidades autónomas por valor de 17.255 millones de euros lo que ha provocado del orden de 300.000 cierres de PYMES”. 
 
Además este año, 2012, las regiones deben afrontar vencimientos de esta deuda por valor de 35.782 millones, “y a estos habría que añadir los 15.000 millones que deberán cubrir con deuda para realizar el ajuste del déficit que se les ha programado”. Sumándose a todo ello, el gran conglomerado de empresas que se ha gestado alrededor de las Comunidades Autónomas
 
Cuadrado propone cerrar el proceso de distribución competencial, “que está en gran medida aún abierto”; centralizar algunas competencias que “exceden claramente los límites de cualquier CC.AA” y, sobre todo, establecer una mayor transparencia y control social “planteándose con más claridad las inversiones en capital y revisando profundamente todas las estructuras administrativas creadas hasta la fecha”. 
 
En definitiva, la solución pasa según la tesis de este catedrático en “podar” a fondo todo el sector empresarial autonómico, asignando bien los recursos y ajustándose siempre a los ingresos, ya que sólo así se recuperará la estabilidad económica perdida. “Es hora de tomarse en serio aquel titular de The Economist de hace no menos de 2 años, que haciendo un balance de la situación de la economía española y de la evolución 2000-2008, advertía al final: “The feast is over”, “la fiesta terminó”. 
 





]]>
<![CDATA[La utilidad de los modelos científicos]]> 120209-mtc-portvima

09/02/2012 - Manuel Toharia Cortés

La utilidad de los modelos científicos
 

Nuestra realidad más cercana la comprendemos gracias a los modelos pero estos no son perfectos. Esta es la tesis que sostiene el periodista y también director científico de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, Manuel Toharia, quien reflexiona sobre la búsqueda constante de patrones para entender lo que nos rodea. Un ejemplo lo tenemos en el  lenguaje que según Toharia “son modelos codificados de tal manera que representan una realidad sin enseñar esa realidad tal y cómo es”. Como bien explica este divulgador científico no hace falta visualizar la palabra casa, basta con escribir c-a-s-a. "Es un buen modelo”.

Sin embargo,  la ciencia tiene que ser muy precisa, tiene que indicar exactamente lo que está haciendo, y el lenguaje literario muchas veces es insuficiente y hemos tenido que inventar otro modelo, otro código, otro lenguaje: la matemática.

Y la  pura matemática, no tiene nada que ver con la realidad física de las cosas mientras que no se demuestre: “el modelo matemático a veces, en la pura abstracción, puede no responder a ninguna realidad, ser simplemente un deseo, un sentimiento, una especie de voluntad humana de que las cosas son comprensibles y puede que no lo sean”.

Toharia se pregunta sobre la consistencia de los modelos actuales y reflexiona y duda sobre quién nos ha dicho que el mundo es comprensible. “Hemos comprendido muchas cosas y como hemos comprendido muchas cosas emitimos la hipótesis de que todo es comprensible, pero pudiera ser que no”.

Modelizar la realidad es un proceso complicado, como sostiene Toharia, quien recuerda lo que ocurrió con el libro ‘Imposturas Intelectuales’ realizado por el físico Alan Sokal y Jean Bricmont donde se reveló que la utilización de un lenguaje preciso para descubrir lo indescriptible encierra a veces la nada.

La tesis sobre la que se sustenta este libro-experimento abrió un enorme debate en EE.UU demostrando el incompetente y pretencioso uso de conceptos científicos por un pequeño pero influyente grupo de filósofos e intelectuales.

En su reflexión sobre si los modelos funcionan Manuel Toharia también diserta sobre las verdades y mentiras que giran en torno al cambio climático y se pregunta de qué sirven los modelos matemáticos del clima concluyendo que de “nada”, ya que ignoran que el sistema climático de nuestro planeta es caótico y además introducen en sus ecuaciones simplificaciones que probablemente introducen márgenes de incertidumbre muy superiores a los cambios que se pretende predecir.

No obstante, este físico finaliza en su exposición que los modelos existentes son útiles porque funcionan “suficientemente”, pero no del todo. “Lo que hay que saber es que los modelos no son la verdad; son un mal remedio de la verdad. Son una herramienta imperfecta pero útil, como casi todas las herramientas. Únicamente sabiéndolo podemos usarlos bien, y podemos sacar muchas conclusiones”.





]]>
<![CDATA[Antonio Banderas: “Yes, I can do that”]]> 110518-jadb-portvima

18/05/2011 - José Antonio Domínguez Bandera

 “Yes, I can do that”
Las casualidades de la vida de un malagueño espectacular
 
Madrid, 1980. Un joven de provincias deambula por las calles a la desesperada, había agotado todas sus posibilidades en busca de su sueño. 
 
El hambre no entiende de deseos y la situación era crítica. No quedaba nada de aquellas 15.000 pesetas que a duras penas logró ahorrar con mucho esfuerzo. 
 
Paseaba con el convencimiento de que quizás lo más sensato era volverse a casa, que había que dejar de hacer castillos en el aire. Sin embargo, frente a ese pensamiento racional tomaba fuerza el anhelo de un encuentro fortuito con un cartera repleta de billetes, “entre el hueco que dejaba la acera y los coches”, como señal ‘divina’ para saber que estaba en el camino correcto.
 
Pero la vida, ciertamente no es como en las películas, aunque a veces en el camino los impulsos y las decisiones juegan un papel crucial. 
 
En este caso el encuentro fortuito de aquel joven con la hija de Nuria Espert, Alicia Moreno, en la cafetería del teatro María Guerrero, y su arrojo para abordarla preguntándole qué debía de hacer para trabajar en el Centro Dramático Nacional, marcó un antes y un después en la trayectoria de este malagueño universal llamado. Antonio Banderas. 
 
Aquel fue el primer peldaño para construir una de las carreras del firmamento cinemátográfico más exitosas. 
 
De Madrid pasó a Estados Unidos y con una simple frase: “Yes, I can do that” Banderas acaba comiéndose el mundo sin tener en sus inicios ni idea de inglés en cada paso que da. “La vida está tan llena a veces de cosas que son difíciles de medir o de predecir” 
 
Recién nombrado doctor Honoris Causa por la Universidad de Málaga, en una conversación informal donde María Jesús Morales, profesora en Ciencias Económicas y Sociales, y José Ángel Narváez Bueno, Vicerrector de Investigación y Desarrollo Tecnológico, actúan como maestros de ceremonias, este actor de talla internacional explica algunos  de los hitos más importantes de su devenir en la vida, sin olvidar su pasión por su oficio y las dificultades para abrirse camino en el meca del cine. 
 
Su tierra, Málaga, que añora a cada instante y con la que se siente plenamente comprometido, forma parte también de ese intento recorrido lleno de humor, pasión y lucha a la vez de servir como el mejor ejemplo que puede ilustrar aquella famosa frase Ortega y Gasset de: “Yo soy yo, y mis circunstancias”.
 





]]>
<![CDATA[La Pepa de 1812 y las grietas de la constitución de 1978]]> 120416-jlcc-portvima

16/04/2012 - José Luís Cascajo Castro

La Pepa de 1812 y las grietas de la Constitución de 1978.
La dificultad congénita del consenso en España

La incapacidad manifiesta de la clase política española actual para ponerse de acuerdo sobre un texto, o  un proceso de reforma constitucional, es uno de los hitos que más  contrasta con la sociedad española de 1812.
 
Además de esta “incapacidad patológica”, el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Salamanca José Luís Cascajo Castro afirma en el bicentenario de La Pepa que lo preocupante es que en España los cambios históricos sólo se hayan podido realizar a golpe de pronunciamiento militar, asonada o Golpes de Estado: “En este sentido la estadística es brutal”.
 
Y si bien Cascajo fija en La Pepa de 1812 el inicio de la senda del constitucionalismo español, hoy en 2012, el catedrático salmantino afirma en Cádiz que lo que caracteriza al constitucionalismo español es la incapacidad de reforma de sus constituciones.”
 
Atrevido, sutil y valiente el profesor Cascajo no sólo habla en Cádiz de las claras grietas del actual sistema constitucional español, también habla en su conferencia de improvisación; de elefantes; de clase política y de prensa, desembocando en un singular análisis de lo que él mismo identifica como la dificultad congénita del consenso en España: ¿Por qué el cambio constitucional en España no tiene un funcionamiento normal, en vez de patológico?
 
En una nutrida, y nutriente, conversación de preguntas y respuestas con los Catedráticos de la UCA José Luís García Ruíz y Carlos Miguel Revenga Sánchez, el profesor Cascajo Castro no sólo da su visión de La Pepa de 1812, en el ciclo de Las Presencias Doceañistas Jurídicas de la UCA, sino que pivotando sobre su propia trayectoria y experiencia personal analizan, entre otros muchos temas, la evolución en España del Derecho Político y Constitucional, el crecimiento de la Universidad Española y la influencia posterior de la Constitución de Cádiz.





]]>